8 de mayo de 2011

Los sommeliers argentinos ahora tienen proyección global

En la actualidad pueden homologar su título en academias internacionales y algunos profesionales locales ya trabajan en prestigiosos restaurantes extranjeros.

Qué es, para qué sirve y dónde se estudia para ser sommelier en la Argentina.


Agustina de Alba nació en Buenos Aires, es sommelier, tiene 24 años y trabaja en las paradisíacas Islas Mauricio, en mitad del océano Indico, para la cadena de restaurantes Le Saint Géran. A diario prueba los mejores vinos del mundo y los recomienda a comensales que llegan de todos los rincones de planeta. Un trabajo soñado para una edad y una breve carrera.
De Alba no es la única. Como ella, y según la Asociación Argentina de Sommeliers, hay al menos 25 argentinos repartidos por el mundo probando vinos, incorporándolos a las cartas de los mejores restaurantes y recomendándolos a diario para su consumo. Al fin y al cabo, el trabajo de sommelier es hoy una posibilidad concreta en el mercado internacional y nacional.
Según el presidente de la AAS, Andrés Rosberg, en nuestro hay al menos unos 600 sommeliers en ejercicio, de los que la mitad están nucleados dentro de la asociación. No son deportistas amateurs, sino profesionales que viven de lo que hacen. En términos generales, los ingresos de un sommelier rondan los 4 mil a 5 mil pesos mensuales, con algunas excepciones muy por encima de la media. Pero esta realidad no existía hace tan solo diez años, cuando la gente no sabía ni pronunciar la palabra, ni tampoco podía hacerse una idea concreta acerca de este trabajo.

Sommeliers, en alza
La realidad es que el mercado internacional del vino, y la inserción de la Argentina en él, ha llevado a la transnacionalización de la sommellerie local. Hace una década era algo impensable: cuando salían los primeros egresados de la Escuela Argentina de Sommeliers –dirigida por Marina Beltrame, pionera en el país- las fronteras del vino eran estrechas y el único mercado laboral que se avizoraba era el de consumos de lujo dentro de Argentina o en una bodega.
Pero la cosa cambió en poco tiempo. Primero, porque la AAS comenzó a tejer redes a nivel internacional, participando de los principales certámenes americanos y mundiales, hasta posicionar a la sommellerie local entre las mejores del mundo. Y segundo, porque el mercado de vinos fue cada vez más demandante de esto especialistas, cuya principal virtud no está en conocer cómo se sirve con estilo una etiqueta, sino en hacer del vino un negocio rentable para hoteles, restaurantes, vinotecas, líneas aéreas y de cruceros, entre muchas otras variantes.
A la fecha hay al menos cuatro escuelas que están homologadas por la AAS en el país –tres en Buenos Aires, una en Mar del Plata, ver recuadro- y el diploma por ellas entregadas tiene un correlato internacional desde 2010 en la Cour of Master Sommelier.

De Argentina al mundo
La Court of Master Sommeliers es una institución académica reconocida en el mundo del vino y la gastronomía. Fundada hace 40 años para fomentar la mejora de los estándares en el conocimiento de bebidas y su servicio en hoteles y restaurantes, hoy sus exámenes tienen validez internacional. El diploma de Master Sommelier es el título de más peso en el ámbito de la sommellerie mundial y permite agregar las letras MS detrás del nombre de quien lo obtiene.
Desde 2010 la Court examina a los sommeliers locales siguiendo un programa de 4 niveles para alcanzar el título de Master Sommelier. Por ahora, aquí se toman los primeros dos. Los exámenes son una vez al año y tendrán lugar entre el 9 y 11 de mayo próximos en el hotel Panamericano en Buenos Aires. Para inscribirse o consultar sobre el tema, se puede visitar el sitio aasommeliers.com.ar o escribir a info@aasommeliers.com.ar.

Dónde estudiar sommellerie
Escuela Argentina de Sommeliers: fue la primera en otorgar un título oficial; la carrera dura dos años y se cursa en Buenos Aires o en Mendoza. Más info en sommeliers.com.ar
Escuela Argentina de Vinos: tiene un insight más técnico en materia de vinos,  la carrera dura dos años. Se cursa en Buenos Aires. earvinosnews.com.ar
Centro Argentino de Vinos y Espirituosas: también dura dos años y tiene sede en Buenos Aires. Más info en cave.com.ar
L’Ecole: cita en Mar del Plata, otorga el título de Asesor de Vinos; dura un año. Más en lecolemdq.com.ar

Esta nota fue publicada el 8 de mayo en La Mañana de Neuquén.

3 comentarios:

Wine dijo...

Buena nota !!!
Ya te incluí en mi Sidebar del Blog WineMDQ

Abrazo !!!!!

Carolina dijo...

Yo estaba buscando por alquiler de departamentos en buenos aires, pero llegue a este sitio, y me pareció muy interesante lo que acabo de leer. Gracias! esperaré a su próxima publicacion

Joaquin Hidalgo dijo...

Carolina,

y eso es bueno o malo? Departamento seguro no conseguiste, pero...

Saludos!