14 de abril de 2012

6 recomendaciones musicales de vino

Estas recomendaciones las hice hoy en el Segmento Siete Vorterix (103.1) ... nos morimos de risa con las descripciones de los personajes que hizo Guillermo Hernández. Esa se las debo, porque se fueron por el aire.


Si te gusta el heavy metal, con bandas como AC/DC o Iron Maiden, donde le dan a la bata y los solos de guitarra aportan una estridencia aguda y profunda, con toques clásicos como hizo Jethro Tull y Deep Purple, te tienen que gustar los vinos heavy body, con intensidad y volumen, como el Cabernet power: La Mascota 2009, Santa Julia 2009, Kaiken Ultra 2008.

Si te gusta el pop, del estilo Whitest Boy Alive o Bell&Sebastian, con canciones pegadisas y estribillos, coros, melodías y bases rítmicas en armonía con las letras, al estilo Miranda, te gustan los vinos ligeros, de aromática frutal de sencilla comprensión como el Saurus Pinot Noir 2009 o los rosados Carmela Benegas 2011 o Jean Revier 2011.

Si en cambio flasheás con el Jazz, con los síncopes de ritmos y las estructuras libres que propiciaron tipos como Miles Davis, John Coltrane o el exquisito de Bill Evans, a vos te gustan los vinos de corte, en donde la emoción va detrás del cerebro, y en donde la complejidad y la elegancia son el ABC del vino. Etiquetas como Trumpeter Malbec Syrah 2010; Dos Fincas Cabernet Sauvignon Merlot 2010; o Viñas de Narváez 2006,

El reggae. Sonido universal, primitivo y liberador, tan denso como ligero que va de un Peter Tosh y un Bob Marley a artistas de culto en nuestro país como Lee Scracht Perry, se me representa en vinos adorablemente sencillos, como ciertos Torrontés… que van de maravilla para beberlos como Elementos 2011, Vasija Secreta 2011 o Cafayate 2011.

El funk tiene sus seguidores: bases percusivas intensas, bajos que hacen rebotar la tripa, combinadas con exquisita precisión las estridencias de los bronces (o caños), tal como hacían Maceo Parker, James Brown o, más moderno, Jamiroquai. Si estás entre los que les gusta el groove del funk te tiene que gustar el Syrah: único varietal con esa capacidad camaleónica de aunar contrastes con una base austera y densa, y aromas exóticos. Buenos ejemplos serían: Don David 2008 Tracia 2011 y Latitud 33º.

Rythm&Blues es un mundo amplio y celestial, apto para todo público. Acá caben la habilidad sonora de Steve Ray Voghan con el carisma y la elegancia de un B.B. King, o la crudeza de John Lee Hooker o al caudal sonoro de un Botafogo. Si esos son tus músicos favoritos, a vos te gustan los vinos de una profundidad apta para todo paladar, y tan variables en expresión como puede ser los Malbec, como por ejemplo Zorzal Reserva 2009, Marianne 2010, Portillo 2010.