26 de noviembre de 2011

Espumosos rosados: el mejor brindis para estos días de calor

La foto la tomé prestada de wikipedia!

Entre los espumantes de Argentina, los rosados forman un sofisticado pelotón de vanguardia. Elaborados en su mayoría con base a Pinot Noir –con una cariñosa y efímera maceración previa- el resultado son vinos sofisticados de marcado sabor frutal y un atractivo color salmón.
Perfectos para comer, el plan ideal para un espumante rosado es el sushi, una picadita fina (con prosciutto, brie y rúcula) o unas masas finas al final de una mesa. Aquí van algunos recomendados para despuntar el vicio este finde largo.

Las Moras Rosé Extra Brut ($50) es un raro corte de Syrah Viognier, dos variedades de uva que en San Juan dan que hablar. En este caso, elaboradas de forma tal que dan paso a un espumante aromático y de boca amplia y refrescante. Su buena relación calidad precio lo pone como fijo para estas fiestas.

Navarro Correas Rosé de Malbec ($60) resulta una rareza por donde se lo encare: producido con auténticas uvas de Malbec mendocino, consigue un elegante color piel de cebolla que seduces. Al paladar es terso y envolvente. Ideal para probarlo en casa con unas láminas de jamón crudo del bueno, grisines y un dip de queso crema con romero y oliva.

Rosa de los vientos Pinot Noir ($75): en plan sofisticado, la bodega patagónica Familia Schroeder propone este rosé de marcada intensidad gustativa y carácter excéntrico, inmejorable para un brindis a cielo abierto en el que abunde el finger food. Con unas tapas caprese y o una ensaladita de atún y verdes, es perfecto.

Alta Vista Atemporal Rosé es un clásico ($80): de un ligero color salmón, destaca por la elegancia que le confiere su larga crianza sobre borras -14 meses- que garantiza un paso sedoso, terso y de una refinada espuma. Me gustaría descorcharlo después de cena, con unos quesitos y frutos secos.

Rosel Boher Rosé ($170) es uno de los mejores que hay en el mercado doméstico. De un marcado carácter frutal, su principal virtud es la intensidad y el equilibrio que, combinados, forman un combo impactante de elegancia y sabor. Perfecto para beberlo sólo, lo único objetable es el precio, aunque los vale.

2 comentarios:

Fabian Mitidieri dijo...

Joaquín, una alegría leer esta nota sobre nuestros espumantes rosé, hace mucho tiempo son los espumantes que prefiero por sobre cualquier otro.
Siempre se imponen en mis gustos el NG Agrestis Rosé para las comidas y el Rosa de los Vientos para el aperitivo o el brindis. Dos rosé maravillosos de Pinot Noir Patagónico.
Salute1!!!

Francisco Rivero Segura dijo...

Hola Joaquin,
100% de acuerdo con el FLM, el Atemporal (Una joya por RPC) y el tremendo Rosell Boher.
Mis otros 2 serian el Alma 4 y el Escorihuela Pequeñas Producciones (Otra bomba !!!)
Abrazo